Buscar este blog

martes, 12 de mayo de 2020

El turista sin pasaporte


En el año 2015 Guinea Bissau apareció en una lista de 25 de los países menos visitados del mundo[i]. Este posicionamiento en el ranking no dejaba de ser extraño para los que conocen el país puesto que su naturaleza tiene mucho que ofrecer y no poca gente califica el país como hermoso; siendo un país con una superficie tan pequeña tiene una zona selvática muy bien conservada (aunque cada vez menos), una zona de sabana y más de 80 islas paradisíacas de aguas cristalinas y tranquilas. Ciertamente a un país no se va si la información no llega a las personas y no todo el mundo sabe de esta belleza natural. Tampoco ayuda, evidentemente, el bajo nivel de desarrollo y una gran falta de infraestructuras de calidad, tanto en la red de carreteras que faciliten el transporte o la red turística de hoteles, que hacen que tampoco haya una tentativa de impulso del turismo hasta aquel momento. De todos modos, no era un país remoto como pueden ser algunas islas del pacífico igualmente bellas, un país del Asia Central para el cual llegar sea necesario hacer un viaje largo con muchas escalas o un país en guerra. A lo primero y segundo, responder que es un país relativamente cercano para los europeos –los que más viajan- y está directamente conectado con Portugal o Marruecos con vuelos de corta-media duración y no es un país con violencia palpable, aunque departamentos de turismo de algunos países desaconsejen su visita –quizá también por otras razones como su deficiente sistema sanitario.
El país hizo un notorio esfuerzo –empujado por organismos internacionales como la Unión Europea- por explotar la faceta turística y en los últimos años esta fue creciendo, pero sigue sin haber una gran recepción. Quizá esto fuese la razón por la cual, mientras el mundo día a día se veía invadido por un turista no deseado, Guinea Bissau se quedaba al margen: el coronavirus no deshizo sus maletas hasta la segunda semana de marzo.

Esa semana, con España ya en cuarentena, en Guinea Bissau habían detectado sus dos primeros casos; un indio relacionado con la explotación de anacardo y un congolés ligado a una agencia de las Naciones Unidas. El sistema sanitario de Guinea Bissau es extremadamente deficitario; la mayoría de los países africanos tienen un sistema sanitario bastante carente. Por eso, y viendo las medidas que ya estaban tomando sus dos vecinos, Guinea y, sobre todo, Senegal, que ya tenía bastantes casos, el gobierno se decidió a tomar medidas tajantes en aquel momento para cortar la expansión del virus y poder ganar tiempo, ya que en el resto del mundo la pandemia estaba bastante avanzada. Hay que tener en cuenta que ya antes, a inicios del mes de febrero, mientras en muchos países europeos no consideraban o no parecían considerar lo que se “venía encima”, en Guinea Bissau se había desplegado un dispositivo de control sanitario en los aeropuertos en que se tomaba la temperatura y se rellenaba una ficha de seguimiento. A las personas recién llegadas se les hacía seguimiento durante unos días para comprobar que no desarrollaban síntomas sospechosos, aunque, por desgracia, este trabajo no fue lo sistemático que se desearía.
Con todo, con los dos casos detectados, el gobierno de facto decidió, entre otras medidas, cerrar las fronteras terrestres, aéreas y marítimas, cerrar bares y discotecas, centros de oficio religioso o prohibir las aglomeraciones de gente, lo que afectó a los proyectos que Radio ECCA estaba llevando a cabo; el Ministerio de Educación nos instó a paralizar las actividades durante un período de 15 días en primera instancia. Pero la última semana de marzo se endurecieron las medidas, se limitaron los desplazamientos entre poblaciones, se limitaron los desplazamientos en Bissau ciudad a solo 4 horas al día y se cerró toda actividad comercial no esencial, solo las tiendas de alimentación o de necesidades básicas siguieron su actividad dentro de ese límite horario.
Paralelamente, se hizo un gran programa de sensibilización a la población que incluía carteles, cuñas de radio y televisión y replicas sanitarias en los barrios en las que se incidía cómo se transmitía el virus y cómo se reducían las posibilidades de contagio. Las organizaciones internacionales se movilizaron, se prepararon protocolos de rastreo y seguimiento de casos y se habilitaron zonas específicas de tratamiento para los afectados en el hospital; también se recibieron donaciones de la comunidad internacional de materiales y productos.
Aunque los casos aumentaban paulatinamente, no se estaban disparando. Siempre había la duda si se estaba controlando realmente de manera adecuada o si el virus estaba ya circulando con gran libertad pero no se estaban detectando bien los casos. Sea como fuere se tenía en cuenta que más tarde o temprano la situación cambiaría y la detección de casos se dispararía. Y ocurrió. A mediados de abril, en el rastreo de personas con las que habían tenido contacto enfermos declarados, empezaron a aparecer casos de gente que se negaba a realizar los testes y seguir las indicaciones. Además, el comité técnico sanitario llamó la atención a ciertas autoridades a aplicarse las medidas que la mayoría de la población estaba tomando porque estaban empezando a ser grupo de riesgo.
Y así, la última semana de abril, se dio el caso del primer deceso. Una persona relacionada con las fuerzas de seguridad que había tenido que viajar por todo el país y contactado con distintas personas. Esa misma semana se dispararon los casos a niveles muy superiores de los que hasta el momento se habían detectado; varios miembros del gobierno resultaron positivos, entre ellos el Primer Ministro. Cuando en abril había días que no se detectaban nuevos casos, el 10 día de mayo se llegaron a detectar 85.
A 11 de mayo hay 761 casos detectados, ha habido 26 recuperados y 2 muertes.  De las personas convalecientes, 93 se encuentran en centros hospitalarios y hoteleros habilitados por las autoridades para acoger dichos casos y 638 están confinadas en sus hogares[i]. Se dice que la gran mayoría de casos se consideran leves. Actualmente se han propuesto medidas como cerrar Bissau capital (y la adyacente región de Biombo) ya que está siendo el foco principal de contagios así como se está planteando el uso obligatorio de máscaras.
Esperemos que el estado actual de las cosas se mantenga y empiece a controlar ya que, en un país como Guinea Bissau, la gente no tiene la capacidad de mantenerse en los hogares durante tanto tiempo, un país donde mucha gente no dispone de luz eléctrica, no puede conservar los alimentos y, por lo tanto, día a día tiene que salir a comprar para conseguir alimentos. Aunque el gran dilema es que, sin estas medidas, tampoco será fácil que el virus no cometa estragos en una población con difícil acceso al sistema sanitario y a veces con el sistema inmunitario ya debilitado por una alimentación poco variada y que es vulnerable a muchas afecciones respiratorias. Sin embargo, puede que el haber tomado medidas al principio y contener durante tanto tiempo un brote fuerte, dé cierto lugar a la esperanza.




viernes, 8 de mayo de 2020

Evaluación de Impacto de los proyectos. Resumen


A continuación se presenta el impacto que los proyectos de Radio ECCA están teniendo en Senegal, Guinea Bissau y Mauritania. Los datos solamente serán los relativos a los proyectos de educación para la salud y la seguridad alimentaria que se desarrollan en los tres países, ya que el proyecto de alfabetización que se estaba llevando a cabo en Guinea Bissau este año ha tenido que ser interrumpido.

Metodología
Para la medición del impacto, la herramienta que se utiliza es la elaboración de los denominados cuestionarios CAP (Conocimientos, actitudes y prácticas). Estos cuestionarios son realizados a una muestra representativa de todas las alumnas y se realizan antes y después de iniciar las formaciones. Los cuestionarios son iguales para poder compararlos y de ellos se extraen los cambios que las formaciones han producido.

Resultados en Senegal

De los tres proyectos, es el único que se realiza en zona rural. Algunos de los datos más representativos sobre el impacto se muestran a continuación, donde se representa el porcentaje de mujeres que han adquirido los conocimientos del curso:


Como se puede ver, el impacto en casi todas las áreas es alto, excepto en relación a las mosquiteras, que en la mayoría de ocasiones ya tenían. Además, hay algunas ideas que se pueden resaltar a partir de la evaluación del impacto:

 La incidencia de paludismo en el centro de salud de la zona ha descendido de 1.388 casos en 2017 a 124 en 2019. Esta reducción no puede solamente atribuirse a las formaciones de Radio ECCA, ya que el Ministerio de Salud ha estado trabajando en ello, pero sí que muestra cómo las actividades de Radio ECCA han servido para reforzar las políticas públicas de Senegal y trabajar conjuntamente con las autoridades locales. Este análisis de datos no puede realizarse en Mauritania y Guinea Bissau porque al tratarse de zonas urbanas, los centros de salud atienden a muchas más personas que las que abarcan los proyectos de Radio ECCA..



Resultados en Guinea Bissau

Los resultados más importantes del análisis en Guinea Bissau son los siguientes:
Los resultados se parecen bastante a los obtenidos en Senegal, y al igual que allí, el uso de la mosquitera también está ya bastante extendido. Por otro lado, también se tratan métodos de conservación de alimentos, pero su asimilación está siendo muy limitada. Un porcentaje insignificante afirma salar o ahumar ciertos alimentos y el acceso a neveras y electricidad es muy limitado.


Resultados en Mauritania

En Mauritania los resultados son los siguientes:
En este país cualquier tema relacionado con el sexo o el uso del preservativo es un enorme tabú, por lo que se valora muy positivamente haber alcanzado un 43% a la hora de identificar métodos de prevención de ETS. Por otro lado, también se puede ver que la desinfección de agua ya era relativamente alta, pero no se hacía de una manera adecuada. Por lo tanto, no solamente ha habido una mejora cuantitativa, sino también cualitativa en este aspecto; algo que no se refleja en las estadísticas directamente.



Conclusiones

A través de las evaluaciones que se realizan, se puede concluir que el impacto es alto en los tres países, cada uno desde sus particularidades. Esto resulta ya muy valioso de por sí, y es que el mero hecho de adquirir conocimientos hace que las alumnas se empoderen. Asimismo, actualmente se está trabajando para implementar metodologías de evaluación de cambios de comportamiento, y es que el objetivo final de los proyectos es que a través del conocimiento, nuestro alumnado cambie ciertos hábitos perjudiciales para la salud.



lunes, 4 de mayo de 2020

Balance de las cuatro ediciones en Sokone (Senegal)

En el mes de marzo, de 2020, hemos finalizado la octava edición del proyecto de salud en Senegal. Comenzamos en 2012 en la Región de Diourbel, realizando cuatro ediciones y otras cuatro en la zona de Sokone, Región de Fatick. Hemos cerrado esta edición en Sokone con la alegría de observar con que orgullo nuestras alumnas han recibido su diploma. Una botella de lejía y una pieza de jabón acompañan el diploma para no olvidar las buenas prácticas de higiene aprendidas.


Estos últimos cuatro años hemos estado acompañados con nuestra contraparte, Filles de la Providence y la hermana responsable del Puesto de Salud Católico de Sokone; Soeur Elisabeth Séne.
El monto total son 3.779 beneficiarias, un 60% en zona rural y un 40% en zona urbana. En la zona rural hemos desarrollado el proyecto en 44 pueblos y en la zona urbana en los 7 barrios urbanos de la Comuna de Sokone por dos años consecutivos.



Mejora de las condiciones de vida
Las condiciones de salud en estas cuatro ediciones del proyecto han mejorado notablemente tanto en las zonas de actuación como en el conjunto del Distrito Sanitario de Sokone.
Durante el desarrollo del curso las mujeres aprenden como prevenir las enfermedades más frecuentes, son 10 temas que comienzan con el paludismo y terminan con las enfermedades respiratorias.
Se ha constatado una disminución de los casos de paludismo. El proyecto de Radio ECCA junto con las campañas estatales han contribuido a reducir notablemente la cifra de casos de paludismo según fuentes del Distrito Sanitario de Sokone.

Limpiezas comunitarias en Senegal coordinadas con los agentes locales
La mejora en las condiciones de salud se experimenta cuando las condiciones de salubridad en el ámbito doméstico y comunitario comienzan a mejorar. El proyecto pone un especial énfasis en la limpieza como medida de prevención para los problemas de salud.
En aras de consolidar las buenas prácticas de higiene en la Comuna de Sokone, zona urbana, hemos realizado un trabajo conjunto con los Comités de Higiene de cada barrio, encargados de la gestión de residuos y de velar por las condiciones de salubridad del medio.

Al comenzar la implantación del proyecto en la zona urbana de la Comuna, en 2018, nos encontramos con que las condiciones de los barrios eran considerablemente insalubres, a esto se añadía una gestión de residuos ineficaz . A lo largo de estos dos años de trabajo conjunto la gestión de residuos ha mejorado notablemente y las condiciones de salubridad de los barrios también.

miércoles, 22 de abril de 2020

Adaptación al coronavirus en Guinea Bissau - Crónica del nuevo expatriado, Borja López


A mi llegada a Guinea Bissau a principios de marzo, el coronavirus ya era una preocupación en el país y, pese a la inestabilidad política que se estaba viviendo, en el aeropuerto ya se habían implementado algunas medidas para su control. Cualquiera que entrase debía someterse a un control de temperatura y rellenar una ficha con los datos de alojamiento para realizar un seguimiento de su estado de salud los días posteriores. A quien llegase de España, estas medidas le parecían aún muy lejanas, pero Guinea Bissau, que ya consiguió detener en sus fronteras el virus del ébola en 2014, no dudó en implantarlas desde el principio.
Los primeros días de trabajo los dediqué sobre todo a conocer bien al equipo y asistir a las actividades que se realizaban en los barrios de Bissau. Así, y acompañado por los coordinadores del proyecto pertenecientes al Ministerio de Educación y por Xavi, expatriado de Radio Ecca que lleva más de 5 años en el país y que conoce a la perfección la realidad local, pude comprobar las necesidades que las mujeres asistentes a los cursos tienen. Las mayores necesidades que a simple vista se pueden observar son las relativas a los hábitos higiénicos y al estado de las infraestructuras de saneamiento; aspectos que el proyecto Educación para la Salud y la Seguridad Alimentaria tiene como objetivo mejorar y que afectan directamente a la salud de las personas más vulnerables: las mujeres con bajo nivel educativo y los niños.
Desgraciadamente, en pocos días el mundo comenzó a ponerse en grave alerta debido al coronavirus, por lo que se podía prever que Guinea Bissau no sería una excepción. En consecuencia, en el proyecto de Educación para la Salud y la Seguridad Alimentaria se continuó con el temario que estaba previsto, pero las preguntas y el debate que siguen a la emisión radiofónica se centró en el coronavirus. En un contexto donde solamente el 30,7 % de las mujeres sabe leer y escribir, el acceso a buena información es un bien muy preciado, por lo que el objetivo de estos espacios fue clarificar todos los aspectos relacionados con el nuevo virus, diferente a otros brotes con los que la población ya está familiarizada como el ébola o el cólera.

Para llevarlo a cabo, y como el virus era una enfermedad nueva también para los tutores del proyecto, se dio una formación para que los mensajes transmitidos a las mujeres fuesen claros y acertados; insistiendo en los métodos de prevención, los síntomas de la enfermedad e introduciendo las recomendaciones de actuación dadas por el Gobierno en caso de presentar síntomas. En este contexto resulta muy importante que los mensajes transmitidos a las mujeres estén totalmente en sintonía con los que se dan desde el Ministerio de Salud, de tal manera que a través de los diferentes canales a los que las mujeres pueden acceder, todas las directrices de actuación vayan en la misma dirección.
Como parte de esta sensibilización específica, y con el fin de promover el lavado de manos frecuente, se realizó una actividad donde se distribuyó jabón y se realizaron demostraciones de lavado de manos, método de prevención en el que se insistió especialmente.
En este sentido, resultó de vital importancia anticiparse y realizar actividades de prevención antes de que el virus llegase al país, ya que en aquel momento las mujeres aún se podían reunir en las sensibilizaciones sin respetar la distancia social; algo que en cuestión de diez días ya resultó imposible. Además, la especial insistencia en uno de los métodos de prevención de la enfermedad como es el lavado de manos, se vio fuertemente justificada por el hecho de que no solamente resulta útil durante el tiempo en el que el virus está en el país, sino que es un hábito importantísimo en un país donde los brotes de cólera son recurrentes y donde las diarreas entre los bebés son bastante habituales, debido principalmente al mal estado de las instalaciones de saneamiento.

Poco tiempo después, las fronteras del país se cerraron y todos los colegios y eventos que reuniesen a muchas personas, quedaron suspendidos. Esto incluía las actividades del proyecto de Educación para la Salud y la Seguridad Alimentaria, por lo que el temario y las sensibilizaciones sobre el coronavirus se tuvieron que suspender

.